La curcúma es una planta nativa de la India que cuenta con propiedades antiinflamatorias que ayudan al organismo a mantenerlos libre de infecciones. Esta planta ha sido usada por muchos años en la cocina ancestral en la India y en los últimos años se ha incorporado a las cocinas latinoamericanas.

Acá te compartimos cinco formas de consumir curcúma en tus comidas:

1.- Sirve como condimento de legumbres.
Una de las formas más habituales de tomar cúrcuma es usarla para condimentar platos de cuchara, a base de legumbres y otros guisos. Para hacer estas, deberás cocinar o saltear las verduras listas, añade lentejas cocidas y una cucharada de tomate triturado, cocina por unos minutos, y en el últimos minutos un poco de cúrcuma fresca en polvo. Sirve y disfruta de todos los beneficios.

2.- Añade a la harina del rebozado.
Si eres un amante del rebozado, la curcúma es perfecta para agregar a alimentos grasos ya que potencia sus beneficios. Agrega una cucharadita a la harina para empanizar carnes, pescado o verduras, y disfruta de sus propiedades.

3.- Más sabor a tus sopas.
Es efectivo y delicioso, tomar cúrcuma utilizándola para aderezar o sazonar sopas y cremas de verduras. El truco es añadir un poco de cúrcuma fresca rallada o seca en polvo en los últimos minutos de la cocción para que no se pierdan sus propiedades. Le dará un sabor increíble a tus comidas y te aportará todos sus nutrientes.

Recuerda no cocinar por más de 10 minutos la cúrcuma, ya que podría perder sus propiedades.

Conoce nuestro Curcumix, curcúma 100% natural de la India.

Close

Cart

No hay productos en el carrito.